regresar

Cerebro y desarrollo humano

Cerebro, Inteligencias y Eneagrama

 

Cerebro

"No hay alma santificada sin un cerebro desarrollado". T. De Chardin.

Esta frase que pudo no ser comprendida para el momento en que fue pensada, (primera mitad del siglo XX ), cada día adquiere mayor vigencia gracias a los estudios del cerebro realizados con profusión en los últimos años. Desentrañar los misterios que esa gran masa de neuronas tan bien protegidas en la fortaleza craneana todavía esconde es un punto focal de la actual investigación científica.

Es imperioso desentrañar las causas de las conductas humanas, encontrar soluciones a los conflictos y alivio para la enfermedad y los enfermos y la Ciencia busca respuestas en el conocimiento del cerebro.

Esto nos recuerda un poco la búsqueda de “el dorado” o de la “fuente de la juventud”. El hombre en su eterna búsqueda espera encontrar solución a sus males y respuestas a los enigmas existenciales.

La búsqueda hoy parece estar centrada en la misteriosa infinitud del cerebro humano. La Neurociencia, cuenta con la maravilla de la tecnología especializada para la conquista de este nuevo “dorado”. Con ella ha podido profundizar con precisión asombrosa en el conocimiento de la naturaleza física, bioquímica y energética de las estructuras cerebrales así como en los detalles más minuciosos de su funcionamiento y repercusión en la conducta.

El cerebro humano, esta formidable estructura que soporta la idea sublime de que el “hombre es, por su interioridad, superior al universo entero”, es el resultado de millones de años de evolución. Al mismo ritmo de su evolución se ha expandido la conciencia de tal manera que el desarrollo del cerebro y la expansión de la conciencia se confunden en un mismo proceso. Conectarse con la fuente de la Verdad, conocerla, saber lo que Es, discriminar entre lo conveniente o inconveniente en un instante dado, sentir y vivir están ligados al desarrollo del cerebro.

El curso de este maravilloso proceso evolutivo es impulsado, sostenido y alimentado por la Mente Una, la Energía Primigenia: la Vida misma, la Presencia divina o Esencia que anima la creación.

Se sabe que el cerebro es un sistema de tres estructuras cada una con su propia función: el cerebro básico, se encarga del movimiento y la acción; el cerebro límbico es el responsable de las emociones; el cerebro neocortex con sus dos hemisferios elabora los pensamientos y las ideas.

Se sabe que el cerebro es un asombroso laboratorio vivo que produce señales químicas y eléctricas, que elabora todos los químicos conocidos e infinidad por conocerse.

Se sabe también que cada químico o sistema de químicos tiene una función específica y puntual en cada uno de los múltiples procesos reflejados en las conductas que, simultánea y sincrónicamente, tienen lugar en el organismo humano. Desde las funciones vegetativas, la expresión de las emociones y la elaboración de la idea más compleja y abstracta hasta los estados de iluminación o santidad dependen de la química y funcionalidad del cerebro. Paz y ansiedad, depresión y euforia, salud y enfermedad, todo está hecho de sofisticadísimas combinaciones de químicos producidos en o por las órdenes del cerebro.

Inteligencias

Todas las facultades del cerebro de que venimos hablando, las llamamos inteligencias. Todavía para la mayoría de las personas, inteligencia es sinónimo de capacidad de razonar, resolver problemas, sacar conclusiones lógicas.

El concepto de inteligencia que ahora se maneja abarca no solo la capacidad de razonar sino, además, una gama de funciones cerebrales que, en interacción sincronizada, tienen el potencial para iniciar, desarrollar y concluir la infinidad de procesos que forman parte de la vida cotidiana en cualquier nivel de experiencia. Se sabe que las inteligencias son producto de conexiones neuronales y pueden ser desarrolladas.

Sin restarle importancia a la inteligencia racional, comienza a valorarse la inteligencia emocional pero todavía, salvo en muy reducidos sectores, no se menciona la inteligencia básica ni otras inteligencias que, como la racional y emocional, confluyen con peso específico en la materialización de toda experiencia humana. La inteligencia espiritual, soporte vital de las anteriores, solo muy recientemente se está mencionado.

Palabras como sensación, pautas o movimiento, valores, sentimiento, empatía, motivación, imaginación, relación, intuición, nunca fueron asociadas al tradicional concepto de inteligencia. Sin embargo, todas son capacidades que, unidas a la de razonar, están presentes en cualquier acto creativo y………........., lo más importante: todas son fruto de conexiones neuronales en el cerebro. Son recursos a la mano de quien ha aprendido a manejarlos para beneficio de una vida más completa y satisfactoria.

La Neurociencia en estos momentos refuerza la enseñanza del Eneagrama y ayuda a desvelar el misterio que ha rodeado a la figura descubriendo el auténtico valor de su sabiduría. De igual manera, la teoría del cerebro trino agrega una nueva dimensión a la visión de los centros. Las características y funciones (inteligencias) de las tres estructuras – cerebro reptil o básico, cerebro límbico y cerebro neocortex – que integran el cerebro tienen una perfecta correlación con los centros del Eneagrama a los que ya Gurdjieff definió como inteligencias.

Eneagrama

Al rendirle pleitesía a la Mente Una expresada en la grandiosidad de las estructuras cerebrales hemos de rendir homenaje a quienes intuyeron la forma de representarla creando una figura, el Eneagrama, que, por su intrínseca sabiduría, adquiere vida en sí misma y un verdadero sentido de misión.

Don Richard Riso, en la clausura de la Primera Conferencia Internacional del Eneagrama celebrada en 1994 en la universidad de Stanford dejó en el aire este interrogante: Porqué es en estos momentos cuando el Eneagrama sale a la luz pública haciéndose accesible al común de los mortales?

Podría estar la respuesta en la base de sustentación que los nuevos descubrimientos científicos significan para el Eneagrama al abrir la posibilidad de una aceptación abierta del Sistema? Será que la humanidad está más necesitada de herramientas de sobrevivencia o quizás que su conciencia se haya expandido como para recibir y aceptar su sabiduría?

Una reflexión profunda y seria quizás anime a cambiar de opinión a quienes ven al Eneagrama como un elemento más entre los muchos de dudosa solvencia que abundan en la sociedad de hoy. Es verdaderamente estimulante ver las coincidencias entre la enseñanza del Eneagrama y los hallazgos de la Ciencia.

El Eneagrama ha enseñado desde antiguo la dinámica de la naturaleza trinitaria de la persona humana expresada en los tres centros (instinto, corazón y cabeza) de la estructura básica del Ego así como en los tres niveles de realidad (Ego, Esencia y Alma o Conciencia) que conforman el Todo humano.

En los tres niveles de realidad está integrada la naturaleza espiritual del hombre que la frase de P. Teilhard de Chardin con que encabezamos este trabajo - "No hay alma santificada sin un cerebro desarrollado"-sintetiza.

  La experimentación científica y el pretendido carácter "casi infalible" de sus postulados ha adquirido tanto peso en la sociedad pensante de hoy, que cualquier teoría que no cuente con el aval de la Ciencia carece de valor suficiente para ser tomada en serio. El dominio del pensamiento cartesiano y la Física de Newton enfocados en lo tangible dejaron fuera de consideración capacidades como la intuición y por ende todo aquello que, para el momento, solo a través de ella podía conocerse.

Los conceptos sobre la unidad, trinidad, multiplicidad y trascendencia de la naturaleza humana que el Eneagrama nos ayuda a comprender han sido relegados y minusvalorados por no contar con el aval de la Ciencia. La Nueva Física está abriendo las puertas a conclusiones sobre estos conocimientos manejados desde la antigüedad por quienes accedieron a ellos cuando la Intuición era la única vía de acceso.

Científicos que creen en el valor intuitivo del Eneagrama y de los aportes de Gurdjief e Ichazo, han dedicado tiempo y esfuerzo a probar la certeza de su sabiduría. Las investigaciones están arrojando nuevas luces sobre la personalidad y sobre el Sistema llegando a conclusiones de tal relevancia como que los tipos de personalidad tal y como son descritos en el Eneagrama son una realidad objetiva.

Dada la comprobada correlación entre las funciones cerebrales – inteligencias - y los Tipos de Personalidad del Eneagrama éste, que sirvió durante generaciones para explicar un conocimiento intuitivo, nos sirve ahora también para comprender un conocimiento científico: el funcionamiento del cerebro.

Estos estudios, además de ampliar el material informativo sobre la naturaleza humana, refuerzan la postura de quienes han defendido y defienden la sabiduría intrínseca del Eneagrama.

Nuevas teorías

En la última década del siglo pasado Elaine de Beauport con Aura Sofía Díaz en su libro "Las tres Caras de la Mente" ( Editorial Galac, Caracas 1994). En Inglés “The three faces of mind. Developing your Mental, Emotional and Bihavioral Inteligences . Editorial Quest Books, Wheatox Iliinois 1996, fueron pioneras en desarrollar la visión sobre el cerebro triuno (trino) y sus múltiples inteligencias, basándose en los descubrimientos científicos sobre la naturaleza del cerebro y el enfoque de la Nueva Física.

Este año, en Agosto 2005, la 11ª Conferencia Internacional del Eneagrama celebrada en San Francisco, USA, se abrió con la presentación del Psiquiatra e investigador Dr. D.J. Siegel titulada : “Patrones de procesamiento: Vinculando el Cerebro, la Mente y las Relaciones Interpersonales en el Desarrollo de la Personalidad”.

En esta presentación se dijeron cosas como estas:

“Las inteligencias vienen dadas de conexiones en el cerebro y tu puedes cambiarlas, modelarlas, con esfuerzo”.

“La mente es un fluido de energía e información (diferente de la actividad del cerebro solamente) que incluye la relación con el cuerpo y el entorno: Biología interpersonal”.

“Cualquier transformación psicológica viene de una modificación de las conexiones sinápticas del cerebro. La mente puede cambiar el cerebro y el cerebro puede afectar la mente”.

(Con todas estas ideas, Elaine y Aura trabajan desde hace mucho tiempo).

En el Volumen 4 Número 2 , Summer 1998 de la revista Full Circle of the Riso-Hudson Enneagram Professional Association , fue publicado un trabajo, parte de mi tesis para optar por el certificado, titulado:

ENEAGRAMA & CEREBRO TRINO

regresar